Corblock Calidad Concreta

Noticias

Diferencias entre Pavimento de hormigón, Pavimento de asfalto y Pavimento de adoquines.

Diferencias entre Pavimento de Hormigón, Pavimento de asfalto y Pavimento de adoquines.
COMPARTIR

Los pavimentos son estructuras compuestas por capas de diferentes materiales, que se construyen sobre terreno natural, para permitir el tránsito sobre ellos de manera segura, cómoda y confortable.

Los materiales de las capas se escogen según su costo, disponibilidad, tipo de tránsito y tipo de suelo.

A la capa de la superficie se la denomina capa de rodadura y es la que está en contacto directo con el tránsito. A las capas inferiores se las denomina base (cuando tiene solo una) o base y subase cuando se tienen dos. Al terreno natural se lo conoce como subrasante y es el encargado de soportar el pavimento.

A los pavimentos se los denomina de acuerdo a su comportamiento (rígidos o flexibles) según el material de su capa de rodadura:

  • Pavimentos de Hormigón: Son pavimentos rígidos. Están conformados por losas de hormigón de no menos de 15 cm de espesor, separadas por juntas y colocadas sobre una base, subbase y subrasante. Se debe prestar especial atención al diseño y construcción de las subrasantes, subbase y base para garantizar su capacidad estructural, estabilidad, uniformidad, durabilidad, y regularidad superficial. El objetivo de la base es proveer un soporte uniforme al pavimento. Posee una vida útil más larga que el pavimento de asfalto. Los pavimentos de hormigón, al tener una superficie plana alargan la vida de los vehículos evitando que se dañen y minimizando su mantenimiento. Los pavimentos de hormigón resisten mejor las cargas transmitidas por los vehículos pesados que los pavimentos de asfalto. En las zonas de frenado y arranque de vehículos pesados, el hormigón no se deforma.

  • Pavimentos de Asfalto (de hormigón asfáltico): Son pavimentos flexibles. Su superficie es de hormigón asfáltico, sin juntas y no tienen más de 10 cm de espesor. Su base tiene aproximadamente 20 cm de espesor y suelen tener subbase. Respecto a su mantenimiento, en el recapado de los pavimentos asfalto, se ejecutan desvíos y habilitan rutas alternativas, aspectos que perjudican a vecinos y usuarios. A diferencia del hormigón, que gana resistencia con el tiempo, con el asfalto no ocurre lo mismo. Se deforma con el paso de vehículos pesados. Al deformarse, no posee un buen drenaje del agua de lluvia. Poseen un tiempo de ejecución menor que los pavimentos de hormigón, al igual que es también menor el ruido producido por la circulación vehicular, al tratarse de una superficie continua.

  • Pavimentos de adoquines de hormigón: También se consideran pavimentos flexibles. Su capa de rodadura está conformada por adoquines de hormigón correctamente intertrabados, y confinados lateralmente por cordones los cuales por transferencia de tensiones por fricción entre ellos actúan como un conjunto, extendiendo las cargas del tránsito sobre una gran área reduciendo así las tensiones hacia las capas inferiores. Colocados sobre una capa de arena y con un sello de arena entre las juntas, pueden tener una base o una base y subbase, con espesores ligeramente menores a los utilizados para pavimentos de asfalto. La colocación de adoquines de hormigón requiere de poca maquinaria, herramientas sencillas y permite una inmediata puesta en servicio una vez finalizada la obra. No demanda mano de obra altamente calificada. Los adoquines de hormigón son combinables y antideslizantes, adaptables a curvas y pendientes, son fácilmente removibles y recuperables, facilitando posteriores instalaciones. Poseen resistencia, capacidad portante y flexibilidad de adaptación ante deformaciones del terreno, dan apariencia de orden y prolijidad. La pavimentación es en seco, fácil y rápida. El pavimento de adoquines permite mayor calidad del hormigón, al ser producido en fábrica, bajo estrictos controles de dosificación. Al no ser una superficie continua, es mayor el ruido producido por la circulación vehicular.